Archivo | En Pocas Palabras RSS feed for this section

V Edición del concurso “En pocas palabras”: Taller y entrega de premios

20 Ene

Un año más, y ya van cinco, finalizamos la edición de nuestro concurso de microrrelatos “En pocas palabras” con una tarde muy literaria. Empezamos la tarde a las 18h, cuando  los finalistas de la categoría de 15 a 20 años se reunieron con el escritor de novela juvenil David Lozano para un divertido taller de escritura creativa. A continuación podéis ver algunas fotos del taller:

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Una vez finalizado el taller, procedimos a desvelar quienes habían sido los relatos premiados en la entrega de premios más numerosa hasta la fecha y con la participación más alta con cerca de 120 microrrelatos. ¡Muchas gracias por vuestra asistencia y participación!

No podemos olvidar que todos los premios otorgados este año han sido posibles gracias a la colaboración de: Xeryo, Nocturna Ediciones, Maeva Young,  Salamandra, Blackie Books y Nova Casa Editorial (que publicará además un volumen con los mejores relatos de esta edición y las anteriores). ¡Muchas gracias!

El jurado estaba compuesto en esta ocasión por Cristina Hombrados (librera especializada en literatura juvenil en Masdelibros), Nerea Marco (filóloga especializada en literatura juvenil, redactora de la revista El templo de las mil puertas) y Abigail Alins (responsable de la sección Bibliojoven de las Bibliotecas municipales de Huesca).

Y los ganadores de esta V Edición han sido…

Categoría 12-14 años:

1er premio¿Jugamos al parchís? de Sara Almazán Fernández (14 años)

2º premioEl ladrillo de Lu Manuela Manzano Solans (12 años)

El instituto ganador del lote de libros ha sido la Sección Almudévar del I.E.S. Pirámide.

Categoría 15-20 años:

1er premioLa insigne baraja de Luis Tagüeña Segovia (16 años)

2º premioMaría de Elena Huertas Puyuelo (15 años)

¡Enhorabuena a los ganadores!

Os dejamos con una pequeña galería fotográfica del evento de ayer y deseamos que continuéis participando en posteriores ediciones con relatos tan buenos como los de este año (que iremos subiendo a nuestro blog en breve). ¡Hasta la próxima!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

V Edición concurso “En pocas palabras”: Segundo premio de la categoría 12-14 años

20 Ene

El ladrillo

ladrilloHabía una vez un ladrillo, duro, rectangular, marrón, rodeado de cemento, sin vida; en la pared de una casa.

Una noche, delante de esa casa empezaron a luchar un ogro y un ser extraño. El ogro era grande, fuerte y con un solo ojo. El ser extraño tenía una cabeza de dragón, el hocico de un perro, un cuerno de unicornio, el cuerpo de un caballo, brazos humanos y piernas de jirafa.

El ogro empujó al ser extraño hacia la pared donde se encontraba el ladrillo, mientras el ogro cogía al ser del cuello, su cuerno tocó el ladrillo. EL ogro consiguió lo que buscaba, el ser extraño murió en el suelo.

Cayó la nieve, la escarcha llenó las calles de hielo, volvieron los pájaros, volvieron a salir las hojas en los árboles, hizo mucho calor, el aire se llenó de insectos, cayeron castañas de los árboles y empezó el frío.

Iban a demoler la casa con una bola como un péndulo, que colgaba de una gran máquina. Solo un ladrillo sobrevivió al destrozo, el ladrillo tocado por el cuerno. Le aparecieron piernas de jirafa y mientras caminaba se transformaba, su cuerpo era de caballo, sus brazos humanos, su cabeza de dragón, tenía un hocico de perro y un cuerno de unicornio.

Se fue en busca del ogro…

Lu Manuela Manzano Solans, 12 años

V Edición concurso “En pocas palabras”: Primer premio de la categoría 12-14 años

20 Ene

¿Jugamos al parchís?

parchisPara quedar tuvimos que esperar hasta las cinco. Jugamos a perseguirnos. A pisarnos los talones. A evitar las barreras que le poníamos al corazón. A comernos muchas veces. Contar veinte besos. Llegar a casa y contar diez antes de besarte de nuevo.

Quererte es como jugar al parchís.

Y dejar que me ganes.

Sara Almazán Fernández, 14 años

V Edición concurso “En pocas palabras”: Segundo premio de la categoría 15-20 años

20 Ene

María

whiskyCuando tenía seis años, movido por la curiosidad, pregunté a mi madre por qué empezábamos a contar los años después de Cristo. “Porque marcó un cambio” me dijo. Se frotaba las manos intentando ocultar su escepticismo; mujer beata en teoría, con la mente llena de dudas.

No la entendí hasta que llegó María. No arrasó mi vida como las novelas me venían advirtiendo que haría, no tuvo esa piedad. Se fue adueñando de cada uno de los aspectos de mi vida, tan poco a poco que, para cuando quise darme cuenta, María estaba en el café que bebía y en las pastillas de alcanfor dentro de los zapatos; María estaba en los anuncios del periódico y en los restos de espuma de afeitar debajo de la nariz.

Y hoy, 30 de abril de 2004 para los mortales, nochebuena en el año cuarto después de María, me río de la ironía de la fecha y calmo con el ardor del whisky la sensación helada de carencia; brindo por el suicidio a plazos que cada día supone existir sin ella y por la injusticia de saber que han arrancado una parte de mí sin preámbulos ni anestesia.

El camarero me rellena el vaso. Le tiembla el pulso, no hace preguntas. El reloj marca las doce y él trae otra botella.

Feliz Navidad.

Elena Huertas Puyuelo, 15 años

V Edición concurso “En pocas palabras”: Primer premio de la categoría 15-20 años

20 Ene

La insigne baraja

barajaÉrase una vez un cuento de una baraja española costumbrista pero peculiar. Aquellas cartas con el nombre de Heraclio impreso en su contraportada tenían pasiones e ideologías propias. Dichas ideologías estuvieron reprimidas hasta un día llamado la larga jornada gloriosa, sin embargo de gloriosa no tuvo más que su posterior idealización.

La larga jornada gloriosa fue emprendida por la sota de espadas. Aquella ilustre y culta mujer alzó su espada intentando despuntar los rayos del sol y gritó: -¡Viva la primera República de nuestra insigne baraja, hasta hoy dirigida por tiranos!- Sin miramientos los cuatro reyes absolutistas acallaron sus gritos pragmáticamente.

Al mediodía de la jornada gloriosa, las clases proletarias estaban inquietas. Los doses, los treses (y así sucesivamente hasta llegar al diez) gritaron al unísono que ellos también formaban parte de la baraja, no tenían que ser desvalorizados. Todos ellos querían una forma de gobierno extraña para su tiempo, el comunismo. Eran dirigidos por dos caballeros, de oros y de bastos respectivamente.

Mediante una gran contienda consiguieron derrocar a los reyes del poder, no obstante los caballeros, antes de caer el sol, se mostraron como fascistas autoritarios que habían utilizado al ignorante proletariado para conseguir el poder. Además, ambos caballeros eran ambiciosos y querían ser dictadores solitarios por lo que se provocó una guerra civil con un honorífico pretexto: defensores del as de oros (el dios de la moneda) contrapartidarios del as de bastos (el dios del campesinado).

Al caer la noche el escenario de la batalla se convirtió en un río de sangre de papel. ¡Qué ignorantes fueron los integrantes de la baraja, los cuales en su intento de ser insignes se olvidaron de que todos estaban hechos del mismo material!

Desde aquella larga jornada “gloriosa” ya nadie baraja la baraja.

Luis Tagüeña Segovia, 16 años.

V EDICIÓN DEL CONCURSO DE MICRORRELATOS “EN POCAS PALABRAS”

20 Oct

V edición del concurso de microrrelatos En Pocas Palabras

¡Sí, sí, lo que lees! Por fin está aquí la V edición de nuestro concurso de microrrelatos EN POCAS PALABRAS. ¡Y llega cargada con un montón de novedades! Prestad atención:

¿Cuántos relatos puedes presentar?

Hasta tres relatos de no más de 300 palabras cada uno

Plazo de presentación:

Desde el 24 de octubre al 18 de diciembre de 2016

CATEGORÍA A:

De 12 a 14 años

Primer premio: Una Tablet
Segundo premio: Lote de libros

El instituto del microrrelato ganador en esta categoría obtendrá un lote de libros como premio.

CATEGORÍA B:

De 15 a 20 años

Primer premio: Una Tablet
Segundo premio: Lote de libros

Los 15 finalistas de esta categoría serán premiados con un taller de escritura creativa impartido por el escritor David Lozano.

Los mejores relatos de esta edición, junto con los más representativos de las ediciones anteriores se publicarán en un libro conmemorativo de la V edición del concurso.


 Para participar tienes que enviar tus relatos a enpocaspalabras@huesca.es 


Consulta las bases-del-v-concurso-de-microrrelatos-en-pocas-palabras donde te explicamos detalladamente todas las instrucciones que debes seguir.

En esta edición contamos con un montón de colaboradores gracias a los que podemos dar estupendísimos premios:

Xeryo. Soluciones tecnológicas, Nova Casa Editorial, Salamandra, Nocturna Ediciones, Blackie Books, Maeva Young, Asociación provincial de librerías de Huesca y Diario del Altoaragón.

¡Mil gracias a todos!

 

Crónica de una tarde memorable: taller de escritura y entrega de premios

30 Oct
IMG-20151030-WA0029

Los ganadores del concurso de microrrelatos “En pocas palabras” junto al escritor David Lozano

Taller de narrativa, entrega de premios y mucha diversión en la tarde Bibliojoven del 10º Aniversario de la Biblioteca Antonio Durán Gudiol.

A las 18:00h. comenzaba el taller de escritura creativa para los finalistas de la IV edición del concurso de microrrelatos “En pocas palabras” a cargo del escritor de literatura juvenil de Zaragoza, David Lozano. Durante dos horas, los jóvenes escritores practicaron las descripciones de personajes y atmósferas, la creación de tramas coherentes y todo tipo de recursos que ayuden a componer una buena narración.

Una vez finalizado el taller, a las 20:00h. tuvo lugar el fallo del jurado y entrega de premios de las diferentes categorías del concurso.

El jurado de esta IV edición del concurso estaba compuesto por el escritor oscense Óscar Sipán, la filóloga y redactora de la revista online juvenil “El templo de las mil puertas” Nerea Marco y la coordinadora de Bibliojoven, Abigail Alins.

En esta ocasión, y gracias a la colaboración de Xeryo, Ediciones Nalvay, Plataforma Neo, Edelvives y la Asociación de librerías de Huesca, hemos podido entregar muchos más premios, que han sido…

En la categoría de 12 a 14 años:

Primer premio: Iván Gabarre con su relato La chuleta

Segundo premio: Miguel Oliveras con su relato El amanecer de la Tierra

En la categoría de 15 a 20 años:

Primer premio: Mª Elisa Becana con su relato Pequeños accidentes

Segundo premio: Alberto Monreal con su relato Lo que no pasó pero pasaba

También hubo un premio para el instituto en el que estudia el ganador de la categoría de 12 a 14 años, un lote de libros patrocinado por Ediciones Nalvay para el I.E.S. Sierra de Guara de Huesca.

¡ENHORABUENA A LOS GANADORES! Y muchísimas gracias a todos por vuestra participación. Iremos compartiendo vuestros estupendos relatos para que todos tengan la oportunidad de leerlos. No dejéis nunca de escribir y recordad, ¡el año que viene más!

El pase de diapositivas requiere JavaScript.

Lo que no pasó pero pasaba

30 Oct

lo que no pasó pero pasabaLo enterraron y el Lotus fue apisonado en la planta de reciclaje. Murió y se desconchó una lágrima de barniz seco de su mesilla de noche. Fue a ver a su nieta Lucía al espectáculo de baile y resultó conocer a la mujer que se sentaba a su lado, aunque no supo de qué. Asistió a la boda de su hijo mayor y pisó un caracol. Se quedó viudo y el periódico publicó que era el final del sistema tal como se conocía. Se mudaron a la casa del pueblo y la joven Mariela se hizo un esguince. Tuvieron a Mariela y a Elisa le salió la primera cana. Tuvieron a Luisito y se le paró el Lotus. Se casó con Elisa por lo civil y el primo Antonio  llegó cuatro minutos tarde porque había ido a comprar gomina. Conoció a Elisa en la notaría y se escuchó la explosión de una rueda de camión en la calle. Se graduó y un botón de su americana acabó dentro de una botella de cava. Realizó su último trabajo como acomodador antes de empezar los estudios y la boca de un niño lo bombardeó con un grano de maíz que no había llegado a convertirse en palomita. Falleció el abuelo Claudio y construyeron el espantapájaros para las plantas del balcón. Nacieron los trillizos y se le rompió la mina del lapicero. Hizo la primera comunión y mamá se tomó una aspirina. Comenzó el colegio de mayores y el abuelo Claudio le dio su Lotus. Dijo su primera palabra y Chico ladró a una jovencita de corta falda. El universo pensó que la vida sería diminuta a la vez que infinita, que quedaría fuera del tiempo aunque de tiempo se compusiera… y nació.

Alberto Monreal (20 años)

Segundo premio de la categoría de 15-20 años de la IV edicion del concurso de microrrelatos “En pocas palabras”

Pequeños accidentes

30 Oct

pequeños accidentesSergio miró desesperado al hombre de poblado bigote al que acababa de matar. Había sido un accidente, por supuesto. El cuarto accidente de la semana. Él no era el culpable de que al apoyarse en la librería de su salón, el jarrón chino que descansaba en la cúspide se precipitara desafortunadamente sobre el cráneo del vendedor de enciclopedias. Suspiró largamente y trató de calmar sus nervios. Inició el mismo procedimiento de siempre: fregona, lejía y paciencia para limpiar toda la sangre derramada. Mientras frotaba el suelo, recordó a la dulce anciana del segundo C, la víctima del jueves. Nunca había pretendido tirarla por las escaleras, simplemente no la vio a tiempo y la desgracia se cebó con ella. Con ella, y con su columna quebrada. La imagen del profesor delgado y rubio cruzó su mente. No había sido a propósito, él solo estaba regando las plantas de su terraza cuando una de ellas se resbaló de sus manos y cayó a la calle. Una maceta de cinco kilos desde un quinto piso podía acarrear graves consecuencias. Sergio trató de excusarse a sí mismo repitiendo que regar  las petunias no era un crimen en ningún país del mundo. Cuando terminó de recoger la escena del “fatal accidente” pensó en una manera de deshacerse del cadáver y  optó por la clásica bolsa de basura que más tarde arrojaría al río, el mismo río donde descansaba el cuerpo de la niña de las trenzas pelirrojas. Nadie podría culparle si mientras aceleraba con el coche la pequeña había cruzado la calle ¿no? Tampoco había planeado la muerte del cartero de la urbanización, ni la de aquel importante hombre de negocios, ni la de la frutera del barrio. Él jamás había planeado un crimen y, sin embargo, se le daban extraordinariamente bien.

Mª Elisa Becana (16 años)

Primer premio de la categoría de 15-20 años de la IV edición del concurso de microrrelatos “En pocas palabras”

El amanecer de la Tierra

30 Oct

amanecer de la tierra“En la oscuridad de la noche, todo era distinto. La Luna le acompañaba siempre, unida a él por las constelaciones.

Pero, ¿quién era él?

Él no era nadie, solo la Luna conocía su paradero. Alguna vez fue alguien, pero no le gustaba atraer miradas.

Prefería surcar el cielo incendiándolo de azul, congelar olas altas como castillos, fundirse en la naturaleza como un simple animal, a responder a sus orígenes.

Ahora bien, la pregunta correcta sería, ¿qué era él?

Él era un astro. No, era mucho más que un astro. Era un hijo del Sol. Ardens Ignis, primogénito y heredero de la Luna y el Sol.”

No comenzaré con “todo empezó cuando”, pues todo terminó con la partida de Ardens. Cada día un eclipse, cada noche sin Luna.

“Algún día tenían que encontrarse. Lo extraño es que fue de noche. Aquel desértico paisaje parecía ideal para resolver disputas familiares. La arena empezaba a calentarse conforme transcurría la discusión. Pero no era un ardor ardiente, sino paternal.

Cuando al amanecer el Sol volvió al cielo, la vida volvió a la Tierra. Todo florecía de nuevo tras siglos de desconocimiento, y Ardens renacía en forma de humano para perdurar y guardar desde el principio la Tierra.”

Miguel Oliveras (13 años)

Segundo premio de la categoría de 12-14 años de la IV edición del concurso de microrrelatos “En pocas palabras”

A %d blogueros les gusta esto: