Siempre que se habla de poesía se habla de público minoritario, de pocas ventas, de dificultad de publicación… Sin embargo, ya lo dice el poeta Luis García Montero, hay que aprender a mirar porque la poesía está en todas partes. Está en los clásicos, en la música, pero también, basta salir a la calle para encontrarla entre los muros de los edificios, en la publicidad, en los pasos de cebra o en la servilleta de un bar que se resistió a ser usada para lo esperado.

8391081886_fbc17cdf8b_o

Durante el mes de marzo en el CLUB DE LECTURA JUVENIL BIBLIOJOVEN continuamos disfrutando del libro -de todos sus géneros y formatos- y esta vez nos acercaremos a la poesía y todas las opciones y posibilidades que esta ofrece bajo el título ¡LA POESÍA NO MUERDE!

libros poesía 1

Descubriremos la iniciativa que realizó el colectivo BoaMistura en la que sus integrantes se dedicaron a escribir versos en los pasos de peatones. Una experiencia que es un  ejemplo de cómo llevar la poesía a la calle. También, a lo largo del mes veremos juegos como los que se hacen con imanes en la frigopoesía o cómo a través de diferentes libros  como Jóvenes poetas rebeldes inspira y da ganas de escribir en pancartas o la Poesía de barra invita a dejar mensajes en las servilletas, manteles de papel o posavasos de los bares.

Resultado de imagen de frigopoesía

Sumaremos más libros, más experiencias como la poesía visual que hace Chema Madoz, los micropoemas de Ajo o las acciones poéticas de Neorrabioso  para decirles a los adolescentes y a los jóvenes que LA POESÍA NO MUERDE. Que hay múltiples maneras y nuevos canales virtuales (Webs, Twitter, Instagram, Tumblr, Youtube…) repletos de poesía para descubrir y hacer creaciones poéticas, compartirlas y difundirlas.

Resultado de imagen de chema madoz

“LA POESÍA NO MUERDE”

 

Firmado: Soraya Hg. Unpuntocurioso Aragón & Club de Lectura @Bibliojoven