¿Te gusta leer poesía?

¡Qué mejor mes para hacerlo que en marzo!

Se acerca el Día Internacional de la Poesía (ya sabéis, el 21 de marzo, coincidiendo con la bienvenida a la primavera),

así que os acercamos algunas sugerencias de nueva poesía y, por supuesto,  los clásicos que tanto nos encantan…

Todos los gusanos de seda – Estela Puyuelo

“Para que un gusano de seda alcance la vida adulta deben transcurrir, al menos, unos cuarenta días, tantos como poemas se incluyen en esta obra. Para ello ha de pasar por cinco edades (llegada, deseo, ausencia, decepción, locura / pasión) y, después, superar las fases de encapullamiento (desnudez/refugio), crisálida (entrada/metamorfosis) y mariposa (salida). En esta última se produce la transformación completa.
Y es que todos estamos sujetos al cambio. Nuestra esencia es siempre la misma pero algo instintivo nos impone una dirección inexcusable que, a veces, nos aleja de aquellos a quienes amamos, de aquello en lo que creímos antes de llegar a ser lo que seamos…

Fuente: Casa del libro

  

Visible como el aire, legible como la muerte – Mohsen Emadi

La vida, que es visible como el aire y legible como la muerte, era aquello que se debatía entre su pobreza y sus ganas de seguir haciendo cosas. Entre becas como la Antonio Machado en España y habitaciones en casas de conocidos, Emadi pasó varios años de su vida tratando de encontrar su hogar. Mientras tanto, publicaciones, traducciones y festivales literarios se sucedían, haciendo que su figura como poeta fuera cada vez más grande.

¿Cómo puede un héroe ser pobre? ¿Cómo puede un héroe ser un fugitivo?¿Cómo puede un héroe no tener más que una maleta como casa, y un puñado de poemas en la cabeza como alimento?

Fuente: Playground

 

A pesar de los aviones – Diego Ojeda

Amor en bruto, amor sin cerraduras, amor sin intereses, amor con cara de niño que se sube a tu cama y pega un millón de saltos sobre tu colchón.
Amor. Amor y tirantes que caen como aves desmayadas, el ruido de sus tacones por tu casa, abrazos que no duelen, abrazos que traen toda la analgesia, caminar lejos de esta rutina de lunes manchados, caminar lejos del borde infectado de las despedidas, asomarse al balcón de los encuentros, mandar un arsenal contra el olvido, malvender toda la pena y con lo que se saque comprarse dos billetes para volar hasta el otro lado del océano a bordo de un avión de papel y ver desde allí que hay cosas, gestos, que no son provisionales, y no lo son porque el amor que alguna vez fue se queda para siempre, aunque nunca vuelva, aunque vivas otras cien vidas, cada amor deja un cerco imborrable en la superficie de la memoria.
Hay amores que no son prisa ni prosa, sino pura poesía.

Fuente: Casa del libro

 

Historias de un náufrago hipocondríaco – Defreds

Un tema sobrevuela por encima del resto: el amor. Escrito desde el corazón, con atención a los pequeños detalles que hacen de la cotidianidad del amor lo que nos permite sobrevivir. De forma sencilla, pero directa. Dando rienda suelta a la imaginación en situaciones especiales de la vida de cualquier persona. Sentimientos, cambios, recuerdos, chicas y chicos, momentos, tristezas y alegrías. No hay poesía ni línea recta. Hay sentimientos. Todos los que da el amor. Todos los que alguna vez vivimos. Aunque no los esperáramos. Aunque fueran sucediendo.

Fuente: PlanetadeLibros

defreds

El libro de Gloria Fuertes: antología de poemas y vida – edición de Jorge de Cascante

Al fin en un mismo libro la vida y la obra de una poeta genial que vio su carrera ensombrecida primero por su género, después por su clase social y finalmente por su fama. El libro sobre la verdadera Gloria Fuertes:

– 448 páginas a todo color.
– Más de 300 poemas, varios inéditos.
– 80 fotos nunca vistas.
– 12 dibujos hechos por Gloria.
– La biografía glorista más completa hasta la fecha.
– 25 anécdotas sobre su vida repartidas por todo el libro, contando encuentros y desencuentros de la poeta (¡nada de poetisa!).
– Recortes de prensa.
– Páginas de sus cuadernos de notas.
– Flyers e invitaciones a sus lecturas (¡nada de recitales!).
– Objetos preciados —y preciosos— encontrados en su casa de Madrid.
– Un cómic de 16 páginas, obra de Carmen Segovia, que narra una escena de su época como profesora universitaria en Estados Unidos.

Fuente: Blackie Books

 

Si queréis ver qué más poesías vamos recomendando a lo largo del año no dudéis en seguirnos en Instagram:

@bibliojoven y consultando el hashtag #martespoeticos