¿Jugamos al parchís?

parchisPara quedar tuvimos que esperar hasta las cinco. Jugamos a perseguirnos. A pisarnos los talones. A evitar las barreras que le poníamos al corazón. A comernos muchas veces. Contar veinte besos. Llegar a casa y contar diez antes de besarte de nuevo.

Quererte es como jugar al parchís.

Y dejar que me ganes.

Sara Almazán Fernández, 14 años