Pequeños accidentes

30 Oct

pequeños accidentesSergio miró desesperado al hombre de poblado bigote al que acababa de matar. Había sido un accidente, por supuesto. El cuarto accidente de la semana. Él no era el culpable de que al apoyarse en la librería de su salón, el jarrón chino que descansaba en la cúspide se precipitara desafortunadamente sobre el cráneo del vendedor de enciclopedias. Suspiró largamente y trató de calmar sus nervios. Inició el mismo procedimiento de siempre: fregona, lejía y paciencia para limpiar toda la sangre derramada. Mientras frotaba el suelo, recordó a la dulce anciana del segundo C, la víctima del jueves. Nunca había pretendido tirarla por las escaleras, simplemente no la vio a tiempo y la desgracia se cebó con ella. Con ella, y con su columna quebrada. La imagen del profesor delgado y rubio cruzó su mente. No había sido a propósito, él solo estaba regando las plantas de su terraza cuando una de ellas se resbaló de sus manos y cayó a la calle. Una maceta de cinco kilos desde un quinto piso podía acarrear graves consecuencias. Sergio trató de excusarse a sí mismo repitiendo que regar  las petunias no era un crimen en ningún país del mundo. Cuando terminó de recoger la escena del “fatal accidente” pensó en una manera de deshacerse del cadáver y  optó por la clásica bolsa de basura que más tarde arrojaría al río, el mismo río donde descansaba el cuerpo de la niña de las trenzas pelirrojas. Nadie podría culparle si mientras aceleraba con el coche la pequeña había cruzado la calle ¿no? Tampoco había planeado la muerte del cartero de la urbanización, ni la de aquel importante hombre de negocios, ni la de la frutera del barrio. Él jamás había planeado un crimen y, sin embargo, se le daban extraordinariamente bien.

Mª Elisa Becana (16 años)

Primer premio de la categoría de 15-20 años de la IV edición del concurso de microrrelatos “En pocas palabras”

Anuncios

Una respuesta to “Pequeños accidentes”

Trackbacks/Pingbacks

  1. Crónica de una tarde memorable: taller de escritura y entrega de premios | Bibliojoven - 30 octubre, 2015

    […] Primer premio: Mª Elisa Becana con su relato Pequeños accidentes […]

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: