Director: Harald Zwart. Nacionalidad: EEUU. Año: 2013
Intérpretes: Lily Collins, Lena Headey, Jonathan Rhys Meyers, Robert Sheehan, Jamie Campbell Bower y Jared Harris.

Cazadores de Sombras

Después de ver esta película, podría resumir el sabor de boca que se me quedó en la siguiente frase: “lo que pudo ser y no fue, pero podría llegar a ser”.

Como muchos/as de vosotros/as ya sabéis, la película “Cazadores de sombras. Ciudad Hueso” se basa en la exitosa saga de literatura juvenil con el mismo nombre creada por la escritora Cassandra Clare, y que dicho sea de paso, os recomiendo que leáis. Los libros dejan el listón muy alto y la historia merecía ser llevada a la gran pantalla. En este punto es donde comienza el gran reto. Se trata de una historia compleja con feedback constantes y que claro, en el libro se desarrollan muy bien y con detalle. No sucede lo mismo en la versión cinematográfica en la que hay veces que la historia se satura con demasiados datos que llevan al espectador a perderse y a no tener un hilo conductor coherente en el desarrollo de la trama y de los personajes.

La primera entrega de “Cazadores de sombras”, porque ya os adelanto que estamos ante una nueva saga de películas, nos descubre un mundo paralelo lleno de vampiros, demonios y demás seres sobrenaturales que cohabitan con los “mundanos”, es decir, con los humanos “normales y corrientes”. Clary Fray se ve sumergida en este nuevo mundo de seres fantásticos en el que conocerá a Jace, un ángel guerrero destinado a ser un “cazador de sombras”. Clary descubre su verdadera identidad y se verá envuelta en una guerra ancestral entre el bien y el mal. La historia se complementa con el inevitable amor juvenil condenado a ser un amor imposible entre Clary y Jace.

La película tiene todos los ingredientes para convertirse en el nuevo fenómeno fan dirigido a un público juvenil, eso si, tendrá que mejorar en futuras entregas y evitar que el espectador se pierda en la historia.

Paqui Valdearcos (Bibliotecaria. Club Bibliojoven)