¿Qué es?

cadaverexquisitom
Imagen extraída del blog:
http://tecnologiasliterarias.wordpress.com

El cadáver exquisito es una técnica de creación grupal. No, nada que ver con muertos, sangre, huesos o hechos truculentos (a no ser que la actividad derive a esos temas, claro).

 El término se acuñó en Francia (cadavre exquis en francés) hacia 1925, cuando los surrealistas practicaban esta técnica en sus reuniones. Suele utilizarse para superar el “bloqueo del escritor”, y como práctica literaria en grupos.

 Un cadáver exquisito puede realizarse tanto en prosa como en poesía, y se ha extendido a otras artes como la pintura, el cómic o el cine.

 Las reglas no son estrictas, solo es necesario un mínimo de dos personas y ganas de participar.

 La idea es escribir unas líneas, versos, dibujos (¡o incluso una combinación de ambas!) y pasárselos al siguiente participante, que deberá continuar con la creación. Para hacerlo más interesante, se puede ocultar el texto (plegando el papel en forma de acordeón) y dejar visible únicamente las últimas palabras para el próximo escritor. También puede hacerse completamente a ciegas: es decir, cada participante escribe en cadena sin leer nada de lo escrito anteriormente.

El resultado será un texto que podrá tener sentido… o no. Será una fusión de las ideas de todos los componentes del grupo, así que podemos esperar una historia con temas inconexos, algo caótico y divertido. Vamos, lo normal, dado que el objetivo de esta actividad es dejar volar la imaginación y pasarlo bien.

La última sesión de “Quedamos en la Biblio” que tuvo lugar ayer, 26 de febrero, estuvo dedicada a realizar un cadáver exquisito entre todos los participantes.

Las participantes de la sesión devanándose los sesos.

Para ello elegimos una frase aleatoria de un libro que tuviéramos en la biblioteca. El afortunado fue Ideas de Bombero de Andreu Martín. Y la frase escogida para iniciar la actividad fue… “Y pasa el tiempo, pasa, pasa, pasa, y llega por fin Mister Ideas de Bombero”.

¡Y aquí tenéis nuestro estrambótico relato!

Cadáver Exquisito
La prueba del delito. ¡Cadáver exquisito perpetrado por unas mentes inquietas!
Las pelucas de mala calidad te dejan calvas por todas partes. Un corazón roto es lo mismo que unas patatas sin sal.
O una tarta de chocolate sin chocolate. O un mal día sin yogur helado. O claro, por supuesto, una discoteca sin chicos.
Me llevó a su habitación, me empezó a besar lentamente en el cuello. Me iba perdiendo en su placer. Y ¡zas! dentro…
La coca-cola se terminó enseguida. Me levanté a por algo más, no se disfruta del cine de la misma forma sin un buen
ir a la playa con sandalias, vestido y agua, mientras estás acompañada con sal y toalla. Cocinar es como practicar sexo, todo el mundo lo hace, pero no todo el mundo lo hace rico.
Rica quiero ser. Me compraría un piso, me iría a vivir con mis amigas a Barcelona, Ibiza, Puntacana. Buscaría el amor en el mundo a mi media naranja.
No puede ser. Es que tenía que ser… Ala pues, yo también seré capulla si eso es lo que quieres. Y ahora el otro problema este. Quién me va a ayudar. ¡¡¡Socorro!!!
Después de mirar a mi alrededor y ver que ni hay armas disponibles, ni nadie que pueda socorrerme, comienzo a resignarme a mi dramático y siniestro fin: ser comido por las hormigas.

Y vosotros, ¿habéis escrito alguna vez un cadáver exquisito? ¿O dibujado? Si no lo habéis hecho, os animamos a probar. ¡Es muy divertido!