Jorge y María son dos adolescentes como tantos otros: salen con sus amigos, se comunican con ellos en las redes sociales, se enamoran… Todo esto sería normal si las madres de María y Jorge no fueran tan famosas.